Un universo sin sonido

Universo sin sonido Carmelo Beltrán

Ella era la noche que narraba sus historias, él el dulce poeta que con un pincel la dibujaba en forma de recuerdos. Con la luz de las estrellas, ella alumbraba su camino, ese que él, valiente, inocente e inconscientemente tomaba entre sus lápices, pensando en qué parte del argumento podría colocarlo.

Ellos conformaron el primer amor de las constelaciones. Los cometas volaban por su aniversario y en un universo sin sonido, sus bailes estaban plagados de música que significaba todo para sus corazones.

Juntos eran uno. Pasión e inspiración. A su lado, el otro no tenía más temor que un eclipse solar que les arrebatara el papel de protagonista, aunque, cuando el apagón les alcanzó de una manera inevitable, comprendieron que las caricias y los besos no entienden de lenguas en la oscuridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s