Cuando las historias volaron | Microrrelato

Hoy he contado las historias más absurdas que alguna vez habitaron mi cuaderno. Al hacerlo han desaparecido. Han volado cual recuerdo olvidado que ya no necesitamos para sentirnos nosotros mismos y cuando lo han hecho me he emocionado como una estrella fugaz que por fin puede despegar.

Cuando he cerrado los ojos ya no las he encontrado. Sus huellas estaban calientes, como si todavía estuvieran vigilándome, pero el sonido metálico que hacían al ser contempladas, consecuencia de sus cadenas, había sido tornado en cantos de pájaros que nunca se habían sentido libres pues no conocían el sentido de las prisiones.

Entonces he abierto mi cuaderno el tiempo justo para contemplarlo vacío. Me estaba invitando a plasmar más historias en sus páginas. Y yo, como un loco, he tomado un bolígrafo entre mis manos y he contado todo lo que el pasado no me había dejado narrar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s