«El pirata de las historias» | Relato

El pirata de las historias Carmelo Beltrán

Tras tres lustros de nuestra noche en aquel sofá bajo la Luz de la luna sigo huyendo de las letras escribiendo los textos que me vienen por la cabeza, pensando que si te dibujo en historias algún día volveremos a ser jóvenes y a pensar que cada estrella es un deseo por cumplir.

No recuerdo cuándo o dónde naufragamos, pero el día que abandoné mi camarote y no te contemplé manejando el timón supe que las velas de nuestro navío tenían las horas contadas, que no habría viento si ya no susurrábamos brisas y que tarde o temprano las gaviotas dejarían de cantar a nuestro alrededor.

Pero como en los cuentos que me contabas, imaginé que nuestra nave era mágica y que solo se necesitaba un poco de inocencia para poder llevarla. Por ello describí con la poca tinta que guardaba una tripulación compuesta por monos, loros y delfines, una brújula, el catalejo que no me hiciera perder nunca de vista la estrella polar y a un joven sabueso que en cada puerto robara plumas para que esta embarcación no dejara de navegar.

No sé si algún día aparecerás surcando las olas con alas de halcón o, si, por el contrario, escucharé tu cantar en medio de una tempestad que ni con mil historias pueda controlar. Solo sé, que hoy, tres lustros después, sigo dibujando en mis cuentos ríos de tinta, las situaciones más excéntricas y que aún no he encontrado nada más mágico que verte silbar.

Carmelo Beltrán

@CarBel1994

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s