Que nos arrope la noche | Antología

Que nos arrope la noche Cuaderno de Carmelo Beltrán

Que nos arrope la noche, que se fundan las luces, que los símbolos se eclipsen y nos hundamos en un mar en el que solo naveguen caricias y palabras.

Calles llenas, hilos moviéndonos, el odio cegándonos y otra batalla más que empieza sin tenernos en cuenta, usándonos de escudo, capitalizando nuestras muertes, vendiendo nuestras heridas.

Dos espectros encontrados, engañados y sin gafas para corregir su miopía. Dos mundos siempre unidos que unos recortaon y conformaron las trincheras que ahora ocupamos. Dos amantes perdidos sin la cama donde sentirse eternos, donde negociaban con respiraciones y entendieron que callados no había lugar a mentiras.

No éramos más que dos fantasmas perdidos a la luz del día que manteníamos la esperanza de que el sol pusiera y nos arropara la noche.

Pero esta tarde parecía infinita y sin luna no podíamos montar nuestras hogueras y sin fuego nunca podríamos quemar el hilo que nos convertía en marionetas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s